Tras el cuadro holandés

Tras el Cuadro Holandés de Sylvia Edo Vicente

Nicholas Eliott, prestigioso galerista, se obsesiona con un pequeño cuadro expuesto en el Royal Pavillion de Brighton. Su vida empieza a girar en torno a él, dejando de lado todas sus obligaciones, a su mujer, sus aficiones y amigos. Paralelamente, Mandy, su mujer, consulta a una maga, amiga suya, para que le ayude a entender qué es lo que le está ocurriendo. Nicholas, como ladrón sentimental roba el cuadro, tras seguirlo a bordo de un velero desde la Exposición de Brighton a Southampton. Cristine, comisaria artística de la exposición, será quién ayude a Nicholas a descubrir la verdadera historia que hay detrás de ese cuadro. Un cuadro que perteneció a Hitler sustraído del expolio nazi en Forgerstein y que perteneció a la familia del protagonista como finalmente descubre la comisaria artística. Nicholas retorna a Forgensten donde pasaba los veranos con sus abuelos y revive las sensaciones de la infancia que le inspira y transmite el cuadro. Mientras tanto, su hijo Willy idea sustraer uno de los muchos cuadros escondidos en el desván de la colección de su padre con la finalidad de recaudar fondos para una ONG en el extranjero.. Pero ve la pequeña filigrana de Holanda y decide sustraerla llevándosela consigo a Nueva York. Se plantea si Nicholas ira tras el cuadro holandés.

La búsqueda de la felicidad
Viaje sucinto por el mundo del arte.
El expolio nazi
Pinceladas del mundo esotérico a través de una maga
La infidelidad en la pareja y su resolución.

Personaje principal de la novela

Una Historia, una intriga que empieza en londres,
¿Quieres saber donde acaba?